DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO – Reseña de Aritza Sáenz del Castillo Velasco sobre su libro «La historia de las naiperas de Heraclio Fournier. Expresión de una memoria viva»

La obra que aquí presentamos viene a arrojar conocimiento sobre una parcela de la historia de nuestro territorio poco conocida hasta la fecha. Nos referimos a la historia de las mujeres y de género, que desde hace algunas décadas está teniendo una presencia destacada en la historiografía nacional e internacional y poco a poco va transcendiendo los límites de la academia, penetrando en la órbita cultural de la población. A diferencia de otros trabajos ya realizados en la provincia que han centrado su objeto de estudio en las mujeres de las élites, la presente publicación se centra en un grupo específico de mujeres, las naiperas, consideradas como parte de la aristocracia obrera femenina de Álava. Dos razones de peso están detrás del análisis de estas mujeres trabajadoras. Primeramente, el centrarse en un sector de la población femenina más representativo, cual fue el de las mujeres de la clase trabajadora, ha permitido recrear desde una perspectiva de género las condiciones socioeconómicas, culturales y familiares de una parte importante de la población contemporánea vitoriana y alavesa. En segundo lugar, el análisis histórico de estas trabajadoras del naipe ha hecho posible obtener una visión diacrónica y de largo recorrido de los avatares y la evolución de los modelos de género imperantes en la provincia alavesa, pues el pasado año Naipes Heraclio Fournier celebró su 150 aniversario, siglo y medio atravesado por la constante redefinición de los roles sociales de hombres y mujeres que también tuvieron su reflejo en las funciones asignadas a estas trabajadoras dentro y fuera de la fábrica.

                La presente obra está dividida en ocho capítulos. Un primer capítulo está dedicado al nacimiento y asentamiento de la fábrica naipera en Vitoria, donde se describen los diferentes ensayos realizados por Heraclio Fournier hasta el definitivo arranque de esta industria. Contextualizando estos inicios, el autor también analiza la consideración social del trabajo extradoméstico de las mujeres a finales del siglo XIX y principios del XX, especialmente el desarrollado en ámbitos fabriles. Ello dará paso al siguiente capítulo, donde se analiza concienzudamente el oficio de naipera, destacando los diferentes trabajos realizados por estas mujeres en la confección del naipe. Un tercer capítulo analiza las relaciones humanas desarrolladas dentro de esta empresa, caracterizadas por un paternalismo industrial que hundía sus raíces en el catolicismo social profesado por Heraclio Fournier y su sucesor Felix Alfaro Fournier, que a la postre derivarían en unas prácticas sociales que asimilarían la comunidad productiva a la “gran familia” y harían de las naiperas un símbolo del vitorianismo. El cuarto capítulo centra su atención en las condiciones laborales de estas trabajadoras y la conflictividad o, mejor dicho, la escasa conflictividad dentro de la empresa hasta el estallido de la guerra civil. Seguidamente, el capítulo quinto analiza las duras condiciones laborales de estas trabajadoras en la inmediata posguerra y cómo tuvieron que lidiar con un modelo de género marcadamente patriarcal impuesto desde la dictadura franquista que las quería devolver al interior del hogar. De este modo, el autor subraya que muchas de las trabajadoras de la empresa naipera no coincidían con el modelo de hombre ganador de pan y mujer ama de casa preconizado por el régimen hasta la saciedad. En el capítulo sexto y séptimo el autor vuelve a poner el foco en los oficios encomendados a las naiperas y las prestaciones asistenciales de que gozaron durante la larga posguerra, dejando constancia de la segregación por sexos tanto horizontal como vertical que primaba en la empresa y cómo al transcurrir del tiempo las mujeres se fueron abriendo camino en otros oficios con una tenacidad digna de loa basada en la conciencia de su discriminación. Para finalizar, el autor analiza los duros años de la transición e inicios de la democracia y el declive de la empresa. En este periodo constata que entre las naiperas se va afianzando el modelo de mujer trabajadora, aquel que vincula las experiencias de vida de las mujeres a la órbita laboral, y que ya no supone el abandono de la actividad profesional extradoméstica una vez contraen matrimonio o amplían sus responsabilidades familiares derivadas de las tareas de cuidados.

Pese a trabajar estos temas de clara inspiración académica, la presente obra tiene un carácter divulgativo y hace gala de un lenguaje sencillo y comprensible, con multitud de ejemplos, escenas y anécdotas de la vida cotidiana de estas trabajadoras que trasladará al lector a la Vitoria de otros tiempos ya pasados y que aún perdura en la memoria de muchas vitorianas y vitorianos. Así, para reconstruir este pasado, amén de consultar diferentes archivos y documentos varios, el autor ha echado mano de las historias de vida de una decena de naiperas que ayudan a resignificar los hechos sociales más destacados de la ciudad y los periodos históricos más sobresalientes de la historia alavesa, vasca y española.

Dicho lo cual, creemos que estamos frente a una obra de referencia para acercarnos a nuestro pasado más cercano y entender el presente en que nos hallamos, siempre desde un prisma de género tan necesario para comprender la sociedad actual y encaminarnos hacia una igualdad de pleno derecho.

Ez dago iruzkinik / No hay comentarios

Iruzkina publikatu / Publica un comentario