Consejo de Igualdad de la Llanada Alavesa / Arabako Lautadako Berdintasunerako Kontseilua

COVIT19 AMENAZAS Y ENSEÑANZAS EN ESTADO DE ALARMA PARA LA IGUALDAD ENTRE HOMBRES Y MUJERES

A pesar de que el pasado 14 de marzo decretó el estado de alarma obligándonos a confinarnos en nuestros domicilios por razones de causa mayor. El Consejo de Igualdad de la Llanada Alavesa decidió no romper las dinámicas de las reuniones; y plantear una alternativa online para seguir viéndonos, comunicarnos, cuidarnos… Puesto que, hoy más que nunca es necesario que las mujeres no rompamos las redes que con mucho esfuerzo nos está costando crear, mantener, para seguir planteándonos alternativas a los grandes retos que la igualdad entre mujeres y hombres nos siguen exigiendo y que el Estado de Alarma debido al COVIT19 no han hecho sino reafirmar lo que desde hace siglos llevamos planteando.

En esta reunión en el confinamiento nos centramos en hablar de cómo nos estábamos viviendo esta etapa y también que reflexiones y aprendizajes nos está devolviendo esta situación. Esto es lo que entre todas sacamos y ahora nos gustaría compartir:

Las amenazas y debilidades que están saliendo a flote:

  • Estamos perdiendo a familiares y personas cercanas que están muriendo sin posibilidad de despedirnos de ellas y sin poder hacer el duelo. Son situaciones muy duras y que nos producen mucho dolor.
  • Muchas personas están enfermas y aisladas, muchas de ellas intuyendo que tienen COVIT19 pero sin certezas y con mucha incertidumbre sobre lo que les pasará en el futuro y también sin poder acompañarlas.
  • Otras muchas, especialmente personal sanitario ,que han estado aisladas sin saber si han pasado la enfermedad o no, y a quienes no les han hecho ni las pruebas. Hay mucha gente en esta situación, y luego esto no nos permite ver la magnitud de este problema, puesto que hay mucha gente que esta pasando la enfermedad y ni se sabe que la tiene, ni se contabilizan como enfermos, ni como personas fallecidas.
  • El limitado apoyo que ha tenido el personal sanitario, cuidadoras de personas dependientes, puesto que el Estado no les a protegido todo los que debería. Para empezar porque no había personal suficiente para enfrentar la crisis, no había espacios para atender debidamente a las personas enfermas, no había material: respiradores, mascarillas, guantes, batas para el personal sanitario. El Estado español es el que más personal sanitario tiene afectado por la pandemia.. Estas profesionales se han visto obligadas y obligados a trabajar en unas condiciones penosas, lo cual nos lleva a preguntarnos ¿esta es la sanidad que tenemos? Y aunque se dice que la sanidad vasca es una de las mejores a nivel nacional, todavía queda mucho por hacer.
  • La situación en las residencias de ancianos es especialmente dura y vergonzosa, y el personal que trabaja en estas instituciones está todavía más desprotegido que el personal de hospitales y con unas condiciones laborales bastante peores, muchas de ellas mujeres.
  • Estamos viviendo una especie de shock colectivo porque esta situación nueva donde el aislamiento social se ha propuesto como alternativa para superar la pandemia del COVIT19 y las personas que somos animales sociales no estamos acostumbradas a vivir aisladas mucho tiempo. “Acostumbradas a tener relaciones humanas presenciales, ahora nos quieren en la celdita y aisladas”
  • A algunas nos ha venido muy grande toda esta crisis “yo soy una persona que la casa siempre se me ha caído encima siempre, porque no me gusta estar en casa, me gusta salir, moverme, relacionarme. Por otro lado, me siento impotente porque me gustaría ayudar más y ahora no puedo, también soy una persona en riesgo. Me ha cogido muy débil todo, se me ha unido todo”
  • Hay una extensión del miedo debido a la misma situación y a los mensajes que diariamente se difunden por los diferentes medios de comunicación.
  • También hay miedo a que esta situación nos pueda llevar a una perdida de derechos que con el Estado de Alarma de hecho está sucediendo, pero que una vez terminado también tendría que terminar estas situación excepcional y de tutela del Estado.
  • El temor al aumento de casos de violencias machistas; puesto que muchas mujeres se ven obligadas a confinarse junto con su agresor
  • “Siempre toca a las mismas, la gente con menos recursos”. La situación de exclusión y pobreza que están viviendo muchos colectivos, entre ellos: personas sin papeles, inmigrantes, personas refugiadas, las personas sin techo y con mas intensidad las mujeres pertenecientes a estos colectivos. Hay que se conscientes de que todas somos personas y parece que carecemos de esa consciencia.
  • La situación es especialmente dura para las personas adultas mayores que son uno de los colectivos más afectados, especialmente las que están viviendo el confinamiento en residencias y que a su ya aislamiento previo se han unido: un gran número de muertes entre sus compañeros y compañeras y un aislamiento más intenso todavía.
  • La crisis económica que todo esto va a traer y que va afectar a la población más vulnerable económicamente, especialmente a muchas mujeres, que viven una situación de precariedad laboral más intensa que la mayoría de hombres.
  • La secuelas psicológicas que este estado de conmoción colectiva pueda traer y que todavía no somos capaces de identificar, pero que pueden hacer cambiar muchas costumbres de nuestra cultura, entre otras el contacto físico con los seres queridos, las relaciones de proximidad.
  • El peligro de que las mujeres sigan asumiendo la gran carga de los cuidados y las parejas no estén a la altura de esta situación compartiendo esta parte fundamental en la familia y la sociedad.
  • La cultura es otro de los sectores económicos y de crecimiento humanos más perjudicados por la pandemia.
  • Sobrecarga de información muchas veces ya no se sabe a quién creer, hay medios que están lanzando bulos, engañando… Todo unido al estrés digital que nos tiene pegadas a la última noticia sobre el tema y a las redes sociales.
  • El discurso militar que ha acompañado durante todo el periodo de confinamiento y que aunque su protagonismo no ha sido ni de lejos el mismo que el de otros colectivos como el sanitario, sin embargo pareciera que han querido justificar todo el gasto militar a costa del gasto sanitario. Los gobiernos han estado invirtiendo en armamento pensando que ante una previsible guerra era el ejercito quien nos iba a salvar y quien nos están salvando y están en primera linea es el personal sanitario, el personal que cuida, etc. y que son fundamentalmente mujeres.
  • Parece que nos quieren llevar al lado oscuro de la humanidad, al individualismo, al hartarte de esta situación y piensa en ti, y si muere alguien… pues uno menos.
  • Mientras algunas personas mueren, o pierden; hay otras que están sacando beneficios a esta crisis.
  • Las niñas y los niños como uno de los colectivos perjudicados por la crisis, están confinado sin entender muy bien por que. Han decidido confinarles sin entender que una niña o un niño necesitan salir para respirar, para su crecimiento personal y emocional; y también necesitan relacionarse con las personas de su edad. En muchos casos se están volviendo más apáticos pegados a la televisión y los videojuegos…

Las oportunidades que nos trae y las fortalezas que podemos potenciar:

  • En los pueblos de la Llanada se está haciendo más comunidad, se están viendo varias iniciativas de ayuda mutua entre vecinas y vecinos que en cierto modo se estaban perdiendo, como por ejemplo los grupos de personas voluntarias para ir hacer las compras de las personas más vulnerables o en general si una vecina o vecino va a Gasteiz comunicarlo a todas las personas para poder hacer las compras.
  • Las mujeres rurales en estos momentos también somos privilegiadas, muchas de nosotras tenemos jardín, flores que nos gusta cuidar, huertos y en general más sitio para vivir el confinamiento.
  • También somo privilegiadas y tenemos que agradecer no tener necesidades básicas como la alimentación o el techo que hayan sido recortadas por este confinamiento.
  • En algunos casos hasta hemos agradecido este parón, “yo antes de semana santa estaba realmente cansada y dije: pues bueno unos días de confinamiento pues muy bien. A mi, personalmente sobre todo al comienzo de todo esto me sentó muy bien”
  • Esta pandemia va a marcar un antes y un después…Vivíamos en un mundo muy acelerado y hay que pensar un poco más las cosas, esta crisis nos está permitiendo parar y reflexionar un poco más, fortalecer la comunicación y los pactos con nosotras mismas.
  • Valorar no tanto en las cosas materiales sino también fortalecer nuestro mundo interior y más espiritual. “A mi gran parte de lo que tengo en casa, son cosas que me sobran, son cosas que vas acumulando y acumulando”. El tener menos cosas te hace valorar más otras cosas, y desarrollar más la creatividad.
  • Sensación de paz y tranquilidad en la zona rural, en la ciudades
  • “El campo sigue su ritmo” “las la naturaleza es la gran beneficiaria de este periodo de confinamiento humano”. La naturaleza estaba harta de que los humanos se pongan continuamente por encima de ella y no como parte de ella.
  • Esta crisis también está sacando lo mejor de las personas en muchos casos, “brotan por todos los lado las actitudes de solidaridad”
  • En cierta medida también se está humanizando un poco más la convivencia en las ciudades, antes casi ni conocíamos a nuestras vecinas y vecinos, ahora hay cierta preocupación por el estado de salud de ellas y ellos, hablamos más, cuando nos cruzamos respetando las distancias, salimos a los aplausos de las 8 compartiendo con ellas y ellos este momento…
  • Se han fortalecido las relaciones familiares, sobre todo con aquellas personas que aun siendo de la familia vivían lejos, ahora llamamos más a estas familiares y nos comunicamos más a menudo.
  • La creatividad y el humor es una de las vacunas más importantes que están saliendo en esta crisis y como forma de luchar contra el aislamiento.
  • Estamos retomando todas esas cosas que antes por falta de tiempo no hacíamos, nuestras pequeñas aficiones y ahora es el momento de retomar todas esas cuestiones pendiente.
  • Valoramos más las pequeñas cosas que nos da diariamente la vida, nos emocionamos más con estas cosas como el cantar de los pájaros, el cielo azul o estrellado, el florecer de las flores en primavera, las pequeñas muestras de solidaridad, etc.
  • Esta crisis nos está permitiendo valorar más a todos esos colectivos que están en primera linea, que por cierto la mayoría son mujeres, como: personal sanitario, cuidadoras de personas dependientes, limpiadoras, cajeras de supermercados…
  • A pesar de todo algunas niñas y niños están entendiendo mejor la situación que muchas personas adultas, descasando del estrés que tantas actividades extraescolares les puede producir en época normal.

La alternativas para salir bien:

✔ El mayor paso de transformación que podemos hace es hacerme cargo de mi misma, cuidarme, mimarme, descansar, meditar, explorar todas mis capacidades…“El trabajo interior fuerte es la primera herramienta contra el confinamiento que ha provocado este virus” primero porque ayuda a mejorar el sistema inmunológico y así enfrentar mejor al virus; y segundo porque poniendo cada persona su granito de arena podemos contribuir a crear otra conciencia colectiva. No podemos dejar en los otros la responsabilidad de cuidarnos, de autogestionarnos
✔ Poner en valor lo que soy y lo que hago: si me gusta pintar, coser, transformar mi casa empiezo por eso, tenemos la gran capacidad de transformarnos y transformar el espacio donde nos movemos.
✔ Intentar salir del aislamiento social y sin abusar de las herramientas digitales haciendo un buen uso de ellas, ponernos en contacto más con nuestros seres queridos seguir creando redes de solidaridad y cuidados.
✔ No resistirse a todo este dolor emocional que estamos sintiendo, cuando aprendemos a aceptarlo y a saborearlo, entonces fluye.
✔ Esto nos puede llevar por dos caminos: el primero que no aprendamos nada de esta situación y volvamos a una sociedad más individualista; el segundo que a partir de aquí vayamos construyendo una sociedad más humana.
✔ Reactivar otro tipo de humanidad basada en la ayuda mutua, los cuidados, el bien común y poner la vida de la gente en el centro.
✔ Crear redes de participación ciudadana, redes entre diferentes, de solidaridad, de sororidad…
✔ Es necesario hacer una reflexión sobre lo público, sobre los servicios públicos, sobre la necesidad de invertir más y gestionar mejor esos recursos económicos que pagamos entre toda la ciudadanía.
✔ El periodo que hemos vivido no ha hecho sino dar la razón a lo que el movimiento feminista plantea y es la importancia de los cuidados y el poner la vida de las personas en el centro de las políticas.
✔ “La creatividad al poder. Ahora hay que ser personas más creativas que nunca” La cultura y el humor como una herramienta que nos hace más humanas y tenemos que fortalecer esa parte de nosotras mismas.
✔ Valorar estos trabajos realizados por mujeres que antes no tenían demasiado reconocimiento social y económico como trabajadoras de supermercados, cuidadoras de personas dependientes, limpiadoras y mejorar las condiciones laborares, etc. Puesto que con esta crisis se ha visto que son trabajos imprescindibles para el mantenimiento de la vida. Es fundamental pues que haya una inversión mayor en estos sectores y que mejoren las condiciones laborales de las personas que trabajan en estos sectores.

✔ Valorar los cuidados en el espacio privado, en el hogar. Pensar que sin todas esas mujeres que de una forma u otra han sacrificado su espacio público, para mejorar la vida de su familia, la vida no sería posible.
✔ Proyectarnos y seguir trabajando para transformar este mundo en algo más igualitario y más justo.
✔ Invertir más para prevenir las violencias machistas desde la educación. El cambio de valores y para dar nuevas oportunidades a las víctimas y un mayor reconocimiento institucional a las sobrevivientes.
✔ Hay que mirar hacia delante, echarle fuerza, sacar toda esa fuerza interior que tenemos y que a veces no vemos.
✔ Dejar de ser un país que produce sobre todo turismo, comenzar a promover otras formas productivas, dar más importancia al sector primario, fomentar el consumo local y la economía circular.
✔ Escuchar más a la naturaleza, al medioambiente, aliarnos con ella y dejar de verla como un espacio solo para la explotación de recursos y la extracción ilimitada de recursos.

Ez dago iruzkinik / No hay comentarios

Iruzkina publikatu / Publica un comentario