Egunon denori: Goazen plazara!

En este contexto del Covid 19 que nos está tocando vivir, quiero compartir con todas vosotras mi experiencia personal.

Hace unos meses, ni por lo más remoto nos hubiésemos podido imaginar, que a nivel mundial, nos íbamos a encontrar en esta situación tan inusual.

Por lo menos yo, creo que aún no soy consciente de la situación actual que estamos viviendo. El mundo entero paralizado. Me pasa lo mismo que con mi edad, sé los años que tengo, (que son muchos) pero no los siento, pues con esta situación me pasa igual.

Desde hace 15 años, pertenezco a la Asociación Cultural de Promoción de la Mujer Solastiar, y desde muchos años más, soy voluntaria en la Escuela de mujeres de Caritas.

Dentro de la Junta de Solastiar, estábamos muy ilusionadas preparando nuevos Proyectos, para ejecutar este año, como siempre, basados   en la Igualdad y Empoderamiento de las mujeres.

Con la llegada del Coronavirus, todo se vino abajo, todo está paralizado.

Cuando se decretó la orden de confinamiento, nos encontrábamos en el baserri, y sin dudarlo un momento, decidimos no movernos, y así lo hicimos «Yo me quedo en casa».

Llevamos más de un mes sin movernos de aquí. Reconozco que somos unos privilegiados. El panadero sube todos los días, y una vez a la semana, un hijo nos trae la compra.

Para mí, es un tiempo de relax total, sin días, sin horarios, sin prisas para no llegar tarde a los sitios.

Tiempo para leer algunos libros, que estaban aparcados…..

Yo que nací en el baserri y nunca lo valoré, al contrario, por ello, a veces me consideraba ciudadana de segunda, ahora me doy cuenta la gran riqueza que el caserío tiene.

Oír trinar los pajarillos desde la mañana, ver volar las mariposas con sus bonitos colores de flor en flor, tomar el sol, observar las gotas de la lluvia, el ruido del viento y por la noche, contemplar el firmamento lleno de estrellas, el resplandor de la luna, etc.

Uno de mis grandes hobbies es viajar, conocer distintos países, algo que como todos los años tenía en proyecto y de lo que sí me he concienciado es, que este año hay que dejarlo a un lado.

Pero esto no importa, lo primordial es la salud de todas las personas, y toda la ciudadanía tenemos la obligación de contribuir a que el Covid 19 no se propague más porque ya ha generado mucho sufrimiento en toda la sociedad.

Que nuestras/os grandes héroes anónimos, como médicos, enfermeros, personal de limpieza, transportistas, dependientas, fuerzas de seguridad, Cruz Roja, Caritas, etc. Puedan trabajar normalmente, sin tener esta presión producida por el coronavirus.

Agur bero bat.

(Una socia de Solastiar)

Ez dago iruzkinik / No hay comentarios

Iruzkina publikatu / Publica un comentario